PIDE CITA (+34) 96 394 07 70

En los casos en que el tratamiento periodontal no es suficiente deberemos realizar cirugía periodontales con el fin de exponer las raíces en la parte profunda de las bolsas para permitir o facilitar su raspado y alisado «a cielo abierto» en los lugares inaccesibles mediante el raspado-alisado convencional.

De esta forma reduciremos la profundidad de las bolsas, mediante escisión de hipertrofias o reinserción (recolocación) de la encía a su nivel apropiado.

Sus objetivos principales son regularizar la superficie de las raíces, para facilitar la adhesión de la encía, crear una morfología ósea y gingival favorable, alrededor de las raíces y regenerar el hueso especialmente en cráteres situados alrededor de algunas raíces dentarias.

Como en la mayoría de los tratamientos orales, es  necesaria la utilización de anestesia que se realiza mediante la inyección de una sustancia con ese efecto ( anestésico local ) en la zona tratada o en la proximidad de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona.

Es de gran importancia antes de realizar cualquier proceso de  cirugía oral, que los pacientes nos avisen si
tienen, o cree tener, alergia al látex, algún tipo de intolerancia o reacción anormal a los anestésicos locales o a los vasoconstrictores, hipertensión o diabetes, algún problema que afecta a su coagulación, o si está tomando anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios, aspirina o antiinflamatorios no esteroideos (aine’s), si tiene Vd. alguna enfermedad cardíaca que aconseje hacer profilaxis frente a la endocarditis bacteriana (fiebre reumática, válvulas cardíacas artificiales, etc.). 
 para adoptar las precauciones y medidas específicas necesarias.

Todas las intervenciones quirúrgicas implican una serie de riesgos e inconvenientes que son inevitables y hay que asumir . Aunque relativamente frecuentes, no suelen tener mayores repercusiones y se curan al cabo de pocos días.  Es conveniente que sepa que éstos pueden ser de varios tipos como son los derivados de la anestesia local, la aparición de dolor o inflamación en la zona tratada, pequeñas hemorragias o hematomas, dehiscencia de suturas, sobreinfección de las heridas por gérmenes de la boca o pequeños daños en los tejidos blandos que rodean a la zona quirúrgica.

En cualquiera de los casos, deberá informarnos para que podamos darle la mejor solución posible
Le recordamos que la cirugía periodontal no es tratamiento resolutivo de la enfermedad periodontal, por lo que en todo caso, al igual que en el tratamiento mediante la llamada fase básica , también necesitará un tratamiento de mantenimiento

El tratamiento quirúrgico de la enfermedad periodontal no está indicado en pacientes descuidados en su higiene oral o en la preocupación por su salud , en grandes fumadores , en diabéticos descompensados (especialmente las técnicas regenerativas), corticoprivos (enfermedad y síndrome de Addison) inmunodeprimidos , agranulocitosis , leucosis , infecciones sistémicas , coagulación deficiente y defectos de cicatrización.