PIDE CITA (+34) 96 394 07 70

FENESTRACIÓN O EXTRACCION DE CANINOS INCLUIDOS

La fenestración consiste en realizar una ventana quirúrgica para eliminar el hueso y la mucosa alrededor de un diente incluido con el fin de liberar y visualizar la corona del diente, permitiendo al ortodoncista colocar un bracket y llevar este diente a la arcada.
Cuando se decide que la pieza no debe de ser traccionada es aconsejable la extracción para prevenir otro tipo de complicaciones.
Generalmente se realiza en los caninos (colmillos) superiores, ya que después de los cordales, son los dientes que con mayor frecuencia presentan problemas de erupción, o no llegan a erupcionar quedando incluidos en el hueso. ver más

Para la realización de este tratamiento igual que en todos los procesos de cirugía oral es necesaria la utilización de anestesia que se realiza mediante la inyección de una sustancia con ese efecto ( anestésico local ) en la zona tratada o en la proximidad de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona.
Es de gran importancia antes de realizar cualquier proceso de cirugía oral, que los pacientes nos avisen si
tienen, o cree tener, alergia al látex, algún tipo de intolerancia o reacción anormal a los anestésicos locales o a los vasoconstrictores, hipertensión o diabetes, algún problema que afecta a su coagulación, o si está tomando anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios, aspirina o antiinflamatorios no esteroideos (aine’s), si tiene Vd. alguna enfermedad cardíaca que aconseje hacer profilaxis frente a la endocarditis bacteriana (fiebre reumática, válvulas cardíacas artificiales, etc.). 
 para adoptar las precauciones y medidas específicas necesarias.
Todas las intervenciones quirúrgicas implican una serie de riesgos e inconvenientes que son inevitables y hay que asumir . Aunque relativamente frecuentes, no suelen tener mayores repercusiones y se curan al cabo de pocos días es conveniente que sepa que estos pueden se de varios tipos como son los derivados de la anestesia local, la aparición de dolor o inflamación en la zona tratada, pequeñas hemorragias o hematomas, dehiscencia de suturas, sobreinfección de las heridas por gérmenes de la boca o pequeños daños en los tejidos blandos que rodean a la zona quirúrgica.
En cualquiera de los casos deberá informarnos para que podamos darle la mejor solución posible.